Cada miembro del árbol genealógico tiene un lugar

La importancia de saber el lugar que tenemos dentro del clan.

Dentro de las sesiones de acompañamiento uno de los aspectos relevantes a indagar, dentro de los datos que se registran en el árbol genealógico, a más de la información de padres, abuelos, hermanos, pareja o esposa/o, hijos; es el número de hijo/a que eres y han sido tus padres y abuelos.

Es curioso cómo en muchos casos, la persona indica ser la 1era o 3era y luego de ir avanzando en la sesión y llegar a la pregunta:  ¿Saben si sus  padres tuvo pérdidas o abortos, espontáneas o no? me responden ah sí, uno antes de mi nacimiento, o una pérdida antes del hermano, que me había nombrado como tercero, lo cual por supuesto cambia la tabla de posición jerárquica y modifica el árbol.

Todo ser, luego de su concepción tiene vida e inclusión a su sistema familiar, indistintamente, si algo pasa a la 3era semana, o al 2do mes y el embarazo no continúa, no quiere decir que se borra esa “vida” sigue teniendo pertenencia en el clan.

El no incluirlos, honrarlos, darles el lugar único e inexorable que tienen dentro del sistema familiar, genera un desequilibrio en la energía, sobre todo del siguiente hijo que nace.

En muchas ocasiones han existido pérdidas o abortos espontáneos, sin que la madre lo tenga consciente, y cuando se está consultando por algún tema específico de un hijo/a, les pregunto si antes de ese hijo no hubo algún episodio dónde creyeron estar embarazas, o alguna retraso o regla inusual, en algunos casos, la consultante hace algún gesto, un movimiento inmediato, suspiro etc en respuesta clara de que le resonó la información consultada, y allí proceden a contar que en alguna ocasión hubo algo extraño, fuera de norma en alguna regla, y que les había quedado la duda, etc. Claro está que esto ocurre en algunas ocasiones, no en todos los casos.

Hay muchos casos donde tuvieron sueños, visiones etc, o son sus hijos de muy pequeñitos, que mencionan ver un bebé o les dicen a sus padres de un hermanito, es que la información se trasmite, no se pierde jamás.

Lo recomendable es incluir a los bebés que no pudieron nacer, darles ese lugar único que tienen. Hay consultantes que desean ofrecer una misa, y está muy bien. Hay procesos o actos simbólicos que sugiero realizar para honrarlos e incluirlos, cómo la persona desee hacerlo estará bien, y claro está hay que contar a los hijos, obviamente con una guía o acompañamiento profesional, para hacerlo de forma asertiva, con naturalidad, como una historia concreta sin carga, culpa etc.

Cuando los padres no estén en capacidad de contar que la pérdida fue generada, es preferible decirles como si hubiera sido espontánea, a dejarlo como un secreto o un no dicho que es algo no favorable.

Cuando son niños pequeños, es más fácil, pues lo asimilan o interiorizan muy bien, en ocasiones se hace por medio de hipnopedia, que lo pueden leer en la página y cuando los hijos son adolescentes se les debe contar para que tengan claro que número de hijo son, jamás es lo mismo ser el 2do a él 3ero o creerse el primogénito cuando son el 2do, etc.

Cunando hacen el proceso de inclusión, honra, no sólo es una vez y ya esto se lo lleva en el corazón de los recuerda en las fechas relevantes.

Yo les recomiendo que, en alguna repisa o mesita de fotos familiares, pongan un angelito simbolizando el bebé no nacido, claro que les pueden poner nombre según la intuición que tengan respecto al sexo del bebé, o cómo su ser lo quiera hacer, déjense llevar por la intuición.

Si desean indagar un poco más lean sobre el síndrome del yacente, término que utilizó Salomón Sellam, para explicar las posibles consecuencias de nacer luego de una pérdida o muerte de un hermano.

Este escrito tiene el único objetivo de ayudar a sanar el árbol familiar, no de crear malestar o controversia.

Hay casos en que son los padres quienes hacen el proceso, porque tuvieron una pérdida o bebe no nacido con alguna ex novia, que quede claro por favor que la pérdida la tuvieron ambos padres, no sólo la madre.

Para concluir, quienes hacemos la linda labor de acompañar en Biodescodificación vemos cada caso con mucho respeto, sin juzgamientos o críticas, y con total confidencialidad.  Hay casos en que la persona debe salir de la culpa, reproche, hacer sus procesos de duelos y luego si dar el paso para la inclusión y honra de los hijos no nacidos.

En el caso de consultantes que han sido adoptados, se toma la información de la familia adoptiva, que de alguna manera hará espejo con la biológica. A más de esto la información no se pierde, está en el inconsciente del ser, y a través de herramientas terapéuticas se puede acceder a ellas. Mientras se desarrolla una sesión se evidencian las resonancias que se van dando, movimientos, sensaciones físicas, la parte emocional la psiquis va a hablando y todo esta energía o insumos son los que se utilizan para este grupo de consultantes.

Ten la fuerza y disposición de hacer tu parte para gestionar luz y amor a tu sistema familiar.

“Cada rama de un árbol tiene su energía propia, siendo parte del todo a la vez”

Con cariño,

Alexandra Sánchez

 

Atención online has clic en el enlace o escribe al WhatsApp +593 999 107413

 

 

Te puede interesar leer:

Hipnopedia para tus hijos

Hipnopedia para tus hijos

 

Sabes que los secretos y no dichos afectan al árbol genealógico?

Secretos familiares y no dichos

Autor entrada: Alexandra

Deja un comentario