Insomnio y causas emocionales que pueden causarlo 

INSOMNIO

Definición: Dificultad para conciliar el sueño o despertar frecuente o temprano. Durante el día existe una bajada del rendimiento en general. 

Técnico: Conflicto de miedo, culpa y pensamientos negativos en general. Siempre es fase de conflicto activo o simpaticotonía. 

Sentido biológico: Debemos permanecer en alerta debido a un peligro no resuelto (muchas veces a nivel mental). A nivel arcaico, tenemos que si en la cueva o en el poblado no había suficiente gente para vigilar, armas para defender al clan, o una amenaza rondaba el ambiente, estaríamos intranquilos y nos sería muy difícil dormir, para así poder reaccionar más rápidamente en caso de que se hiciera real la amenaza. Hay siempre una noción de urgencia en el conflicto o amenaza. 

Conflicto: Conflicto de miedo, culpa, angustia, pensamientos negativos, rendición… Depresión nerviosa encubierta o patente. Necesidad de velar un muerto (Real o simbólico). 

Conflicto del controlador y el perfeccionista. Miedo a perder el control de una situación. Dificultad en tomar decisiones. 2 acepciones para el conflicto y las dos relacionadas: 

  • a) No acepto las cosas como son (por culpa, por miedo, por lo que sea) y necesito cambiarlas, actuar ahora, ya mismo, sin demora. En este caso el proceso mental se activa y nos impide el descanso. Si no hallamos el origen conflictual difícilmente podremos ordenarle a nuestra mente que pare, por lo tanto debemos hallar nuestros pensamientos negativos y solucionarlos (durante el día) y con esa satisfacción irnos a la cama. No podemos convertir la cama en un lugar de resolución de conflictos, pues acostumbraremos a nuestra mente a estar alerta en ella en vez de descansar.
  • b) Buscar un fantasma en el árbol genealógico y analizarlo para cortar los lazos.

Diccionario Bio-Emocional 

 

INSOMNIO 

La incapacidad de dormir corresponde a un profundo miedo a abandonarse y soltarse. Vivo inseguridad y quiero tener el control sobre todo lo que sucede en mi vida. Sin embargo, cuando duermo, mis “facultades mentales” duermen también y soy más vulnerable, porque mis sentidos son más alertas y abiertos a lo desconocido. Por esto, guardando mi mental ocupado con todo tipo de ideas, todo tipo de situaciones incluso ficticias e inventadas por mí, impido que me gane el sueño. Mi vida está coloreada con la tensión, la ansiedad, la culpabilidad y a veces, incluso, cierta paranoia. Esto puede resultar de un sentimiento de que mi ego o mi supervivencia ya han sido amenazados en cierto modo, lo cual es comprensible si experimenté ciertos traumatismos profundos, tales como un robo, una violación, etc. Hay probabilidades de que sienta una nerviosidad extrema y que tenga dificultad en colocarme y tomar decisiones. Es también como si muriese cada vez que me duermo y esto despierta temores a lo desconocido de la noche en particular. El insomnio puede estar fuertemente relacionado con la culpabilidad consciente o inconsciente. Por un motivo u otro, puedo tener la sensación de que “no me merezco descansar”. Quizás porque me siento culpable de no tener éxito en la vida, no hacer todo lo necesario para mis hijos, etc. También puedo haberme programado pensando que “dormir es una pérdida de tiempo”. La glándula del timo está estrechamente vinculada al sueño y, a la vez con la energía del corazón. El insomnio puede estar vinculado a mi aptitud a amarme, a hacer confianza al amor y por el mismo hecho, a la vida. Aprendo a relajarme y a soltar el control para dejar que el sueño recupere su lugar en mi vida.

El gran dic de JACQUES MARTEL

Descodificación del Insomnio 

Desde el punto de vista biológico, el insomnio manifiesta, ante todo, la existencia de miedo; la necesidad de permanecer alerta. La persona que padece insomnio vive con una inseguridad profunda y, por ello, siente la necesidad de tener un control permanente: vigilar. Cuando dormimos, nuestras facultades mentales también descansan y, lógicamente, bajamos la guardia. Esto nos hace más vulnerables. Por eso, inconscientemente, la persona que vive con inseguridad y miedo permanece constantemente alerta para no perder el control, para no mostrarse nunca vulnerable ante lo desconocido, ante los peligros que siente que le acechan. Esa es la razón por la que la persona que sufre insomnio mantiene ocupada su mente –inconscientemente- con todo tipo de ideas, problemas y situaciones para impedir que se instale el sueño reparador.

Debido a esa inseguridad profunda que preside sus vidas, se trata de personas con dificultades para tomar decisiones. Frecuentemente, asociadas a esa inseguridad, también se presentan angustia, ansiedad y culpabilidad. A menudo, el insomnio está estrechamente vinculado con la culpabilidad cuando –inconscientemente- la persona siente que no merece el placer de descansar porque se siente culpable de no tener éxito en la vida, del mal funcionamiento de su vida de pareja, de no hacer todo lo posible por sus hijos, etc.

El insomnio también es la manifestación biológica de un sentimiento de desconfianza en el proceso de la vida. Evidencia, la existencia de pensamientos negativos, de apatía. Lo que se ve y lo que se siente no es del agrado de la persona afectada.

Habitualmente, en el insomnio hay un fuerte componente transgeneracional que se debe buscar y analizar a través del correspondiente estudio del árbol genealógico. El insomnio suele ser la manifestación de conflictos transgeneracionales no resueltos en su día que, precisamente por ello, se han venido transmitiendo de generación en generación. Conflictos activos relacionados, sobre todo, con muertes traumáticas o inesperadas de un o algún miembro del clan familiar. Fallecimientos que no pudieron ser velados o a los que no se les pudo hacer el duelo en su momento. Pérdidas a las que el clan familiar no ha encontrado ni explicación ni justificación. En estos casos, hay que analizar la posible afinidad transgeneracional entre el fallecido y la persona afectada (si son dobles) porque el insomnio cobra el sentido de estar velando al miembro del clan trágicamente desaparecido que sigue esperando el duelo por su muerte.

La terapia de Descodificación Biológica para el insomnio permite detectar su posible origen transgeneracional y las circunstancias del conflicto original que hemos heredado y que inconscientemente repetimos. Conocer y comprender la naturaleza del conflicto que está detrás del insomnio permite la toma de conciencia para, acto seguido, pasar a la acción realizando los cambios que sean precisos.

Es imprescindible, por tanto, hallar con el máximo detalle el origen conflictual, ubicarlo en el tiempo, en el espacio y en el contexto. Sólo así se podrá desactivar el programa inconsciente que la persona ha heredado. Sólo así es posible revertir la situación que lleva a la persona, presa del miedo, la inseguridad y la culpabilidad, a permanecer alerta cada noche impidiéndose el necesario descanso.

Jesús Casla

 

Te puede interesar leer:

Depresión:

BIODESCODIFICACIÓN DE LA DEPRESIÓN

Autor entrada: Alexandra

Psicoterapeuta - BioNeuroCoach

Deja un comentario