BIODESCODIFICACIÓN DE LOS SÍNTOMAS EN LA ESPALDA

DOLORES de ESPALDA

Definición: Dolores en general que afectan a la espalda.

Técnico: 3 ª Etapa Embrionaria. Conflicto de desvalorización o impotencia y carga.

Sentido biológico: El dolor es una señal de alarma del sistema nervioso avisando de que algo anda mal en la espalda. La espalda se relaciona con las cargas que llevamos y con el mantenernos erguidos. Debemos concretar al máximo el origen del dolor para precisar el sentido.

Conflicto: Conflicto de desvalorización o impotencia por una carga en relación a la zona de la espalda afectada. Suele ser gente que carga demasiadas cosas (simbólicas) “Yo cargo con todo”.

Laterales (hombros): Cargas demasiado pesadas y de larga duración respecto a la familia.

 

ESPALDA

Definición: Dolores generales no concretos, localizados en la parte posterior del cuerpo

humano que va de la base del cuello y hombros al coxis.

Técnico: 3 ª Etapa Embrionaria. Conflicto de desvalorización. Conflictos de carga, culpa, traición o escasez.

Sentido biológico: La espalda representa mi soporte, el apoyo de la vida. Donde llevo las cargas.

También conflictos que me quedan detrás o en el pasado.

Conflicto: Conflictos orientativos en dolores puntuales. En caso de afectación de la columna ver las vértebras afectadas.

Parte alta de la espalda: Conflicto afectivo.

También es conflicto de carga, pero relacionado con algo emocional y con las comunicaciones.

Parte media de la espalda: Conflicto de culpa y traición.

Miedo por lo que hay detrás.

Grandes cargas familiares.

Ser el pilar de la familia.

Parte baja de la espalda: Escasez, carencia, falta. Conflicto de dinero.

Temor a no tener lo suficiente (en el sentido que sea).

También las relaciones con los demás (ascendentes, colaterales, pareja, sexo…).

Llevar el peso de todo.

Si me voy todo se hunde.

Mi personalidad central .

 

CERVICALES – NIODESCODIFICACIÓN

BIODESCODIFICACIÓN DE LAS PATOLOGÍAS EN LAS CERVICALES

 

ESPALDA CÓNCAVA (HIPERLORDOSIS LUMBAR)

Definición: Curvatura exagerada de la columna al nivel lumbar.

Técnico: 3 ª Etapa Embrionaria. Conflicto de desvalorización respecto al padre.

Sentido biológico: Ver sentido biológico de CIFOSIS

Conflicto: Desvalorización. Necesito el reconocimiento de mi padre (real o simbólico). Padre ausente.

 

ESPALDA, FRACTURA de VÉRTEBRAS

 Definición: Rotura del hueso de una de las vértebras de la columna vertebral.

Técnico: 3 ª Etapa Embrionaria.

Vagotonía: Fase de reparación de un conflicto de desvalorización estructural.

Sentido biológico: La columna es el pilar estructural.

Cada vértebra tiene su sentido (ver en VÉRTEBRAS).

Una fractura es una fuerte desvalorización que impide la continuidad de la funcionalidad de esa estructura mientras es reparada con una soldadura que será más resistente que antes.

Conflicto: Desvalorización estructural. Acumulación de faltas contra uno mismo en referencia

al conflicto de la vértebra en cuestión. Pensamientos demasiado rectos y estrictos que mi

inconsciente y mi biología no ha soportado. Es estructural.

 

ESPALDA PLANA (DORSO PLANO)

HIPERCIFOSIS

Definición: Tipo de cifosis que presenta la espalda encorvada hacia adelante y rígida. Deja la cabeza mirando hacia abajo.

Técnico: 3 ª Etapa Embrionaria. Conflicto de desvalorización. Madre y obligaciones.

Sentido biológico: Ver sentido biológico de CIFOSIS. /

Conflicto: Conflicto de gran desvalorización por no poder llevar las cargas familiares. En relación a la madre y a las obligaciones familiares. Son gente que lleva el peso de la familia.

Estoy obligado a vigilar a mi madre”.

“Me obligan a ocuparme de mi madre

Diccionario Bio-Emocional .(Joan Marc Vilanova Pujó)

 

LUMBAGO – LUMBALGIA:

 

BIODESCODIFICACIÓN DE LA LUMBALGIA

 

ESPALDA (en general)

La espalda representa el sostén y el soporte de la vida. Es el lugar que me protege si me siento impotente frente a una persona o una situación (doy la espalda) en caso de necesidad. Si mi peso es excesivo, si carezco de “respaldo” o si no me siento bastante “respaldado” (afectivamente, monetariamente, etc.), mi espalda reaccionará en consecuencia y ciertos dolores (agujetas) pueden manifestarse.

Puedo tener la espalda ancha y ser capaz de recibir o bien inclinarme humildemente, inclinarme por respeto o aceptación .

Poco importa el motivo, un dolor de espalda indica que quiero quizás salvarme de algo colocándolo detrás mío, porque es con mi espalda que olvido las experiencias que me causaron confusión o pena.

Pongo todo lo que no deseo ver o dejar ver a los demás, jugando así a la avestruz. Estoy profundamente herido, incapaz actualmente de expresar estas emociones bloqueadas. ¡Rechazo ver lo que me conviene!. ¡Acepto liberar ahora las energías retenidas en los lugares que me duelen!

Una espalda flexible pero fuerte indica cierta flexibilidad mental y una gran apertura mental contrariamente a las rigideces dorsales que significan orgullo, poder y negación a ceder. Sentado bien cómodamente, puedo tener la sensación de estar protegido, en total seguridad. Sin embargo, aun cuando mi espalda sirva para soportar estas cosas indeseables y jugar a la “avestruz”, acepto ¯ver lo que me molesta y expresarlo. Actuando de este modo, me libero del peso que llevaba.

La postura adoptada da indicaciones sobre lo que vivo y sobre mi modo de transigir con las situaciones de mi vida: si estoy en reacción frente a la autoridad, si quiero tener razón frente a alguien o frente a algo, voy a “tensar la espalda” por orgullo. Si, al contrario, vivo sumisión, si tengo miedo, si me siento débil, voy a “curvar la espalda” y cuantas más grandes sean mis preocupaciones, más “me dolerá la espalda”. Ciertas personas integran más las dificultades de la vida en la escritura, el diálogo o el intercambio. Elijo el medio que mejor me conviene y dejo que la vida fluya en mí para aprender a expresarme más y afirmarme cuando lo necesito.

Acepto que la vida me sostenga en cada instante y “levanto los hombros”, sabiendo que tengo la fuerza necesaria para realizar todos mis proyectos.

 

ESPALDA (dolores de …) – PARTE CENTRAL DE LA ESPALDA (12 vértebras dorsales)

BIODESCODIFICACIÓN DE LA PARTE CENTRAL DE LA ESPALDA (DORSALES)

 

ESPALDA (dolores de…) – PARTE INFERIOR DE LA ESPALDA.

Frecuentemente confundida con los riñones y comúnmente asociada al dolor de riñones, esta área se sitúa entre la cintura y el coxis. Es una parte del sistema de sostenimiento.

Dolores en esta región manifiestan la presencia de inseguridades materiales (trabajo, dinero, bienes) y afectivas. “Tengo miedo de carecer de…!” “Nunca lo conseguiré!”, “ Nunca conseguiré realizar esto!” expresan bien los sentimientos interiores vividos. Estoy tan preocupado por todo lo material que siento tristeza porque hay un vacío y este vacío me duele. Incluso puedo fundar mi valor personal en el número de bienes materiales que poseo.

Vivo una gran dualidad, porque deseo tener tanto la “calidad” como la “cantidad”, tanto en lo que a relaciones interpersonales se refiere como a lo que poseo. Tengo tendencia a tomar demasiadas cosas sobre mis hombros y tengo tendencia a dispersar mis energías. Intento hacerlo todo para ser amado y me entretengo con la opinión que tienen de mí los demás. También puede tratarse de una inquietud frente a una u otras personas.

Estoy preocupado por ellas y quizás tengo tendencia en “coger los problemas de los demás sobre la espalda” y querer salvarlos. Mi impotencia frente a ciertas situaciones de mi vida me vuelve amargo y rehuso someterme, pero tengo miedo. Este sentimiento de impotencia que puede llevarme hasta la rebelión, podrá conducirme a un “lumbago” o un “dolor de cintura”.

No me siento sostenido en mis necesidades de base y mis necesidades afectivas. Tengo dificultad en hacer frente a los cambios y a la novedad que se presentan a mí porque me gusta sentirme en seguridad en mi rutina y mis viejas costumbres. Esto revela frecuentemente que soy inflexible y rígido y que quisiera ser sostenido a mi modo. Si acepto que los demás puedan ayudarme a su modo, voy a descubrir y tomar consciencia de que tengo el apoyo que necesito. Así me vuelvo más autónomo y responsable.

Si se trata de un pinzamiento de los discos lumbares, pongo probablemente demasiado presión sobre mí – mismo en hacer cosas para que me amen. Ya que se revela necesario un período de reposo, aprovecho para mirar lo que está sucediendo en mi vida y volver a definir mis prioridades. Al no sentirme sostenido, me vuelvo rígido (tieso) hacía los demás.

¿Tiendo a culpar a los demás de mis dificultades?

¿Me tomo el tiempo de expresar mis necesidades?

Acepto que me único sostén viene de mí – mismo. Volviendo a tomar contacto con mi ser interior, establezco un equilibrio en mis necesidades y reúno todas las fuerzas del universo que están en mí.

Estas fuerzas me dan confianza en mí y en la vida porque sé que me traen todo lo que necesito: físico, emotivo, espiritual. Estoy sostenido en todo momento!

Ver el significado de las Lumbares

 

La parte inferior de la espalda también forma parte del sistema del centro del movimiento. Si tengo dificultad en transigir con la sociedad, tanto desde el punto de vista de las orientaciones por tomar como del sostén que espero de ella, puedo vivir frustración o resentimiento. No quiero “dealer” con ciertas personas o ciertas situaciones. Mis relaciones personales con mi entorno padecen de ello. También puedo tener dificultad en aceptar que voy sumando años. “Me hago viejo” y debo amansar lentamente la noción de mortalidad. Finalmente, la parte inferior de la espalda está muy estrechamente vinculada a los dos centros de energía inferiores, el coxis y el segundo centro de energía que está vinculado más específicamente a la sexualidad. Si vivo conflictos interiores o exteriores para con ésta, si he reprimido mi energía sexual, puede manifestarse un dolor de espalda.

Las 4 vértebras sagradas y las 5 vértebras del coxis están relacionadas con esta región. Cuando las vértebras sagradas están afectadas, puedo tener la sensación de que no tengo columna y que necesito a otra persona para sostenerme. Estoy constantemente “probado” por la vida para ver cuál es mi nivel de integridad y de honradez. Tengo un enorme potencial pero ¿estoy listo para realizar los esfuerzos necesarios para cumplir mis objetivos? Las vértebras inferiores son las siguientes:

S1, S2, S3 = Ya que las 3 primeras vértebras sagradas están soldadas juntas, se tratarán juntas. Constituyen un todo. Reaccionan con la rigidez que manifiesto, con mi estrechez mental en relación a ciertas situaciones o ciertas personas, a mi mente cerrada que rehúsa oír lo que los demás han de decir.

Quiero tener el control para sentirme fuerte y en seguridad y, si lo pierdo, voy a estar enfadado, furioso y puedo tener ganas de “pegar una paliza” a alguien por estar tan frustrado y lleno de amargura. Todos estos sentimientos generalmente tienen su origen en mis relaciones afectivas que no siempre van como lo deseo. La comunicación tanto verbal como sexual, es deficiente, por no decir inexistente, y estoy constantemente volviendo a plantear este tema.

Tengo la sensación de tener que nadar a contra corriente y me siento en un callejón sin salida. Tengo interés en parar un momento y ver claro en mi vida, a reflexionar sobre lo que quiero y edificar una base sólida.

S4, S5 = Todos los deseos tienen su origen en las vértebras sagradas cuarta y quinta. Si soy capaz de administrarlas bien, si tomo el tiempo de descansar y hacer las cosas que me gustan, S4 y S5 funcionarán bien. Sin embargo, si vivo culpabilidad, tratándome de perezoso y confrontándome a mis deberes y mi moralidad, juzgando mi conducta “no correcta”, S4 y S5 pueden reaccionar fuertemente. Tengo el derecho de hacer cosas para mí y a veces evadirme pero debo evitar que esto se vuelva un medio de huida, evitando que me enfrente con mis responsabilidades. En ese momento, la pereza puede no estar benéfica: me mantiene en un estado pasivo de cansancio que me impide ir hacía delante. Por esto, en casos extremos, también estarán afectados mis pies. El único modo de curar el sacro quebrado o roto, es la inmovilidad física y el tiempo. El sacro está vinculado al segundo centro energético que se sitúa al nivel de la primera vértebra lumbar. Un desequilibrio de este centro energético puede aparecer en las dolencias físicas siguientes: referente a los órganos genitales, puede haber infertilidad, frigidez o herpes; en cuanto a los riñones: cistitis, cálculos; en lo referente a la digestión y la eliminación: incontinencia, diarrea, estreñimiento, colitis, etc. Las desviaciones de la columna vertebral (escoliosis) nacen generalmente a este nivel y conllevan con ellas dolores de espalda. El segundo chakra o centro energético, influencia mis relaciones con mi entorno y un malfuncionamiento de éste, que afecta mi sacro, será el signo de mi estrés, mis angustias, mis miedos y mi tendencia depresiva que debo aprender a administrar. En cuanto al coxis, está vinculado al primer chakra, o centro de energía, sede de la supervivencia. Representa el fundamento de mi sexualidad, la realización adecuada de mis necesidades de base (sexualidad, alimento, protección, techo, amor, etc.). El coxis está formado de cinco vértebras coxigianas que están soldadas juntas. Representa mi dependencia frente a la vida o a alguien más. Hay muchas probabilidades de que mi cuerpo me diga que tengo que pararme cuando me duelo el coxis. Es mi inseguridad la que se manifiesta en relación con mis necesidades de base, de supervivencia, en particular el hecho de tener un techo, alimento, vestidos, etc. El alimento aquí se refiere a las necesidades físicas como emocionales y sexuales. Cualquier persona necesita Amor: El amor aquí referido es como el amor de una madre para su hijo.

Cuando está afectado mi coxis, puede que viva el miedo a perder o no tener como mínimo un amor similar al que un hijo está en derecho esperar de su madre.

Se trata aquí de este tipo de amor y no de una relación amorosa entre adultos. amor en su vida. También necesita comunicación mediante relaciones sexuales con uno o su pareja. Estas necesidades generalmente se niegan y reprimen, sobre todo a causa de mis principios morales y religiosos, lo cual me lleva a estar insatisfecha. Puedo sentirme entonces impotente en todos los sentidos del término y hay una ira incubando dentro mío. Quiero huir cualquier situación que hace daño a mi sensibilidad y frente a la cual puedo vivir culpabilidad. Debo poner mi orgullo de lado, es decir mis miedos. Debo confiar en la vida y sobre todo hacer confianza en mi capacidad por expresarme y asumirme. Cuando siento dificultades vinculadas con este aspecto de mí – mismo, compruebo interiormente hasta qué punto estoy (quiero ser) dependiente de una persona que, conscientemente o no, satisface ciertas necesidades de mi vida.

Soy capaz de cumplir mis propias acciones, de ser autónomo. Es posible que las personas con las cuales me vinculo sean mucho más dependientes afectivamente que yo y que tengan necesidad de este tipo de relación.

Acepto ver hasta qué punto hago muestra de independencia y vigor en mi vida. Debo soltar cualquier sentimiento de inquietud frente a mis necesidades de base y tomar consciencia ahora de las fuerzas que me habitan y afirmar que soy la persona mejor colocada para garantizar mi propia supervivencia. Al estar vinculado el coxis con el primer chakra, un desequilibrio al nivel de este centro de energía puede conllevar desordenes físicos, los más corrientes tocando el ano o el recto (hemorroides, irritaciones), la vejiga (trastornos urinarios, incontinencia), la próstata.

También se puede encontrar dolores en la base de la columna vertebral, una toma o pérdida de peso considerable (obesidad, anorexia) y una mala circulación sanguínea al nivel de las piernas (flebitis), manos y pies.

Estos males me dan una indicación que tengo necesidad de volver a equilibrar este centro de energía.

 

CÓCCIX – BIODESCODIFICACIÓN

 

ESPALDA – FRACTURA DE LAS VÉRTEBRAS

La fractura de una vértebra es generalmente el resultado de una rebelión interior, una reacción de inflexibilidad mental vinculada a la autoridad. Veo la vida con tal estrechez mental que me atraigo esta fractura.
Mis pensamientos son demasiado rígidos, rehúso doblarme a ciertas ideas nuevas que me apartan del amor y que me aportan dolor. Soy intransigente y frecuentemente muy orgulloso y tendría ventaja en desarrollar más humildad.
La espalda es mi sostén y mi soporte; el verla herida es incómodo.
Acepto  mis actitudes presentes sabiendo que puedo modificarlas desde ahora.
Es hermoso vivir la vida con su flujo de cambios y es importante respetar esto.
Me mantengo abierto a la vida porque sé que es buena para mí.
Me dejo llevar por el flujo de la vida.

El Gran Diccionario de las dolencias y enfermedades de Jacques Martel

Autor entrada: Alexandra

Psicoterapeuta - BioNeuroCoach

Deja un comentario