BIODESCODIFICACIÓN DEL DOLOR

DOLOR

Definición: Experiencia sensorial y emocional generalmente desagradable, que pueden experimentar los seres vivos que disponen de un sistema nervioso central.

Técnico: Conflicto de culpa. Conflicto de ideas fijas.

Simpaticotonía: El dolor aparece en fase de conflicto activo y se agrava en fase de reparación o vagotonía.

Sentido biológico: El dolor es una señal de alarma del sistema nervioso avisando de que algo anda mal en esa zona. Es la forma que tiene el cerebro de mantenernos en reposo absoluto, cosa que permite recuperar la plena posesión de sus medios en el menor tiempo posible.

Conflicto: El dolor en general es una señal de alerta.

Conflictos que agravan el dolor: Sentimiento de culpa escondida que busca el autocastigo. La propia resistencia al dolor, su negación produce un aumento de la intensidad de la señal.

Dolor muscular: Oposición, incapacidad o impotencia respecto a alguien de afuera.

Dolor neurálgico: Conflicto relacionado con desplazamiento para “atrapar el pedazo”.

Conflicto con la autoridad y sus órdenes hacia nosotros.

 

DOLOR de CABEZA

Ver: CEFALEA

 

 

DOLOR DE GARGANTA

Definición: Dolor que aparece en la garganta, normalmente debido a una inflamación de esta (faringitis).

Técnico: 1 ª Etapa Embrionaria. Conflicto de tragar o soltar pedazo. Conflicto de expresión.

Sentido biológico: Señal de alarma de que algo no va bien en relación al pedazo (tragar, escupir o expresar). Si va asociado a alguna afección, enfermedad o lesión, ver el sentido biológico correspondiente.

Conflicto: Pedazo que no puedo soltar o tragar.

Culpabilidad por lo que expreso o deseo expresar. Muchas veces con miedo y desconfianza. 

Conflicto por no poder besar a la madre.

 

DOLOR FANTASMA

Definición: Percepción de sensaciones (dolorosas o molestas) en un miembro que ha sido amputado.

Técnico: 3 ª y 4 ª Etapa Embrionaria. Conflicto anterior ligado a la pérdida del miembro.

Sentido biológico: El dolor es una señal de alarma del sistema nervioso avisando de que algo anda mal en esa zona. Si la zona ya no está, lo que anda mal es la aceptación de la nueva realidad, o sea, el antiguo conflicto (el que nos llevó a la amputación) sigue abierto.

Conflicto: El mismo conflicto que existía anteriormente y que nos llevó a perder el miembro, sumado al conflicto de no haber aceptado la pérdida del miembro. En definitiva, el segundo es consecuencia de no haber asumido el primero.

 

DOLORES de ESPALDA

Definición: Dolores en general que afectan a la espalda.

Técnico: 3 ª Etapa Embrionaria. Conflicto de desvalorización o impotencia y carga.

Sentido biológico: El dolor es una señal de alarma del sistema nervioso avisando de que algo anda mal en la espalda. La espalda se relaciona con las cargas que llevamos y con el mantenernos erguidos. Debemos concretar al máximo el origen del dolor para precisar el sentido.

Conflicto: Conflicto de desvalorización o impotencia por una carga en relación a la zona de la espalda afectada. Suele ser gente que carga demasiadas cosas (simbólicas). “Yo cargo con todo”.

Laterales (hombros): Cargas demasiado pesadas y de larga duración respecto a la familia.

 

DOLORES MENSTRUALES

Definición: Períodos dolorosos que aparecen con la menstruación.

Técnico: Conflicto de miedo y culpa. Rechazo de la feminidad.

Sentido biológico: El dolor es una señal de alarma del sistema nervioso avisando de que algo anda mal. En este caso lo que anda mal está relacionado con nuestra feminidad.

Conflicto: Rechazo de la feminidad. Noción de culpa por la sexualidad genital sucia, o por la misma feminidad.

La mujer desea que su bebé sea niño y gestiona mal las hormonas masculinas. O esperaban que yo fuera un varón (y mi inconsciente rechaza mi feminidad por miedo a ser rechazada).

Miedo y temor a tener hijos.

Diccionario Bio-Emocional. (Joan Marc Vilanova Pujó)

 

Dismenorrea (cólico mentrual): 

BIODESCODIFICACIÓN DE LA DISMENORREA (DOLORES MENSTRUALES)

 

DOLENCIA

Una dolencia no es una enfermedad sino más bien una incomodidad que siento y cuya intensidad puede variar. El modo de descifrar la dolencia es el mismo que para una enfermedad. Sin embargo, los síntomas clínicos son más difusos y pueden ir desde la indisposición hasta el desmayo. Igual como para la enfermedad, la dolencia procede de un conflicto o de un traumatismo consciente o inconsciente. La dolencia puede ser pasajera pero puede indicar un conflicto interior por resolver antes de que el mensaje sea mandado más fuertemente bajo forma de enfermedad.

 

DOLOR

Cualquier sea el dolor, está vinculado a un desequilibrio de orden emocional o mental, a un sentimiento profundo de culpabilidad o de pena.

Es una forma de angustia interna y, al sentirme culpable de haber hecho algo, de haber hablado o incluso de haber tenido pensamientos “malsanos” o “negativos”, me castigo manifestando inconscientemente un dolor de intensidad variable. La pregunta por plantear es: ¿Soy realmente culpable? ¿Y de qué?

El dolor vivido actualmente sólo disimula la causa verdadera: la culpabilidad. Mis pensamientos son muy poderosos y debo mantenerme abierto para identificar bien estas culpabilidades. No debo evitarlas, sino afrontarlas, porque son miedos que deberé integrar pronto o tarde.

El dolor en los huesos indica que la situación me afecta en lo más hondo de mi ser, mientras que en los músculos, es más un dolor de nivel mental. El dolor me “conecta” instantáneamente y me obliga a sentir lo que sucede en mi cuerpo.

En un sentido, es positivo porque me permite “conectarme” conmigo mismo, como alma y de volverme consciente. Cuando el dolor es crónico, esto significa simplemente que, desde la aparición del dolor, no me he encarado con la verdadera causa de este dolor. Cuanto más tardo en tomar consciencia de él, más vuelve regularmente el dolor hasta hacerse “crónico”.

Es importante que acepte comprobar el origen de mi dolor y que me mantenga abierto para resolver la verdadera causa de mi dolor. El lugar donde está ubicado el dolor me da indicaciones sobre la auténtica causa de éste.

 

DOLOR DE VIENTRE (ver también: INTESTINOS, VIENTRE)

Para el niño como para el adulto, el mal de vientre demuestra un sentimiento de abandono, de soledad.

Es el rehuso de comunicar, el temor a no estar escuchado. Puedo arreglarme para hablarme de modo a darme seguridad y coger más confianza en mí.

Acepto, además, comunicar con mi entorno dejando circular el amor hacía los demás.

El Gran Diccionario de las dolencias y enfermedades de Jacques Martel

Autor entrada: Alexandra

Psicoterapeuta - BioNeuroCoach

Deja un comentario