Biodescodificación del Autismo

Definición: El autismo o los TEA (Trastornos de Espectro Autista) implican un comportamiento que excluye y separa al sujeto de la realidad en un intento de repliegue sobre sí mismo y hacia el propio mundo interior. En los TEA se puede observar síntomas como el mutismo (silencio en momentos determinados), retraimiento afectivo, ausencia del YO en las frases, o dificultad para mirar a los ojos, sobre todo al mantener una conversación.
Técnico: 2 a y 4 a Etapas Embrionarias. Conflictos de miedo y cólera en el territorio.
Constelación de mucosa laríngea (Susto, miedo) y Estómago, páncreas y vías biliares (Enojo territorial).
Conflicto transgeneracional o de proyecto sentido.
Sentido biológico: Huída y sobre-control del mundo y el entorno, debido a una constelación de territorio que produce una tremenda sensibilidad.
Es imprescindible controlar en todo momento los relés que hacen disparar los conflictos de territorio en constelación antes de que se desencadene y produzca un desequilibrio que nos deje expuestos. Por eso la mejor solución es la no confrontación de los peligros que el mundo ofrece a ese nivel y centrarse en el control y la gestión del territorio propio (territorio físico, intelectual, creativo, relacional…).
Conflicto:
Constelación: Conflicto de miedo o susto en relación a la Laringe, sumado a un conflicto de cólera y rabia en el territorio por parte de las vías biliares (estómago y páncreas).
Conflicto de secreto familiar con culpa. Todo hay que buscarlo en su campo visual.
Cuando es activo… (con el conflicto de hemisferio izquierdo o lado maníaco acentuado) …se muestra de una forma más o menos psicótica, o puede darse una hiperproductividad en su propio mundo. Se observa en algunos artistas y científicos. Combinada con la constelación mitomaníaca, a veces da lugar a escritores excepcionales
Cuando el conflicto en el hemisferio derecho (lado depresivo) se encuentra acentuado: El autismo “pasivo” puede oscilar desde un grado de retracción psicótica total hasta una timidez “normal”.
En muchos casos es el resultado de incestos genealógicos
La magnitud en la que la Constelación Autista se manifiesta emocional y mentalmente está determinada por la magnitud de los conflictos involucrados.
-“Adhiero el deseo inconsciente familiar de ser el que presenta la prueba viviente de ser el exiliado”

El autista permanece bloqueado a nivel mental: verifica permanentemente si lo que dice es exacto o no, si es lo suficientemente inteligente y correcto, verifica, vuelve a verificar, una y otra vez, hasta que el cerebro decide que es mejor no comunicarse y permanecer callado.

– Estamos en el mundo de lo prohibido y los secretos.
– Tomar la vida de los demás porqué no podemos vivir la propia.
– No tengo derecho al error (sería la muerte).
– “Los criterios que debo alcanzar son tan altos que es más fácil retractarme dentro de un mutismo en vez de tener que rendir           cuentas a otros (padres, profesores, autoridad,…)».
– «Huyo de una situación muy dolorosa de mi entorno».
– «Rechazo último de enfrentarse a la realidad física del mundo exterior porque veo mi sensibilidad maltratada»
El autista debe resolver conflictos transgeneracionales casi siempre ligados a tremendos secretos que verá repetirse tremendamente a su alrededor. Terminar la fase autista, salir de la mal llamada “enfermedad” solo depende del que la vive, de nadie más y su salida nunca será hacia el plano de aturdimiento en que vive la mayoría de la gente, es por eso que casi nunca
encuentran el camino de salida. Los autistas además son grandes maestros para los que les rodean pues muestran un camino de verdad que se perdió en muchos casos tiempo atrás y del que ni siquiera se es consciente
Fuente: Diccionario Bio-Emocional .(Joan Marc Vilanova Pujó)

BIODESCODIFICACIÓN – AUTISMO

¿Qué es?: El autismo es un trastorno específico en el manejo de la información recibida por los 5 sentidos del menor. No existe ningún trastorno físico, sino que es más bien, una forma diferente de procesar el pensamiento. El menor puede presentar algunos problemas leves para coordinar ciertos movimientos, pero no se debe a un retraso en sí mismo, sino en la utilidad que él razona, no es necesaria.

El autismo, para acabar pronto, es considerado dentro de la Biodescodificación, como una señal del árbol genealógico, de que hay secretos bajos y sucios, que se han guardado por generaciones y, por consiguiente, es el árbol mismo el que ordena un “alto a la reproducción”, para que se tome conciencia, para que cambien historias, para que se deje de vivir en la superficialidad y se viva diferente, en plenitud de amor verdadero y comprensión.

¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?: Para que se presente un autismo en la familia, en algún miembro de la familia, volvamos a repetir, lo que significa una Constelación Esquizofrénica. Porque el autismo es, biológicamente, una constelación esquizofrénica.

Para comprender a profundidad las causas del Autismo, es necesario entender primero lo que es una Constelación Esquizofrénica en Biodescodificación. Como ya sabemos en Biodescodificación, un impacto emocional específico, impacta sobre un área específica del cerebro y dicha área corresponderá siempre, a un órgano o tejido específico dañado o que presente síntomas. Pues bien, una Constelación Esquizofrénica, representará casi siempre, que NO ha ocurrido sólo UN impacto emocional, sino que han ocurrido dos conflictos emocionales específicos, de manera simultánea, afectando al mismo tiempo, ambos hemisferios cerebrales.
En éste caso: CONFLICTO DE RENCOR (vesícula biliar) + CONFLICTO DE SUSTO VIOLENTO (laringe). Una Constelación Esquizofrénica siempre presentará una alteración a nivel de comportamiento. En el caso del Autismo, la persona que vive ésta constelación esquizofrénica, no es el menor. Para descartar a la madre, será necesario, revisar el Proyecto Sentido y conocer lo que ella vivió emocionalmente desde 6 meses antes de concebir. Pero lo que ciertamente dará la luz en el caso del autismo, es el Transgeneracional.

Una revisión completa y exhaustiva del árbol genealógico, por el lado del padre del menor y de la madre. Esto claro, únicamente es válido para aquellas personas que lo tengan, lo consigan, trabajen en él e investiguen. Y ya con el árbol, se deberá analizar todo con total imparcialidad. La mayoría de las personas piensan o sienten, que su vida es buena, es sana, con problemas sí, pero los “normales”, y no se regalan el tiempo de averiguar más allá. Y el árbol genealógico, puede traer historias parecidas al hecho de que alguno de mis 4 bisabuelos o alguno de mis tíos bisabuelos haya sido un mujeriego y haya engañado a una docena de mujeres, dejando hijos por todas partes. O qué tal si alguna de mis 4 bisabuelas o alguna tía bisabuela, es la mujer que lloró lágrimas de sangre por un amor infeliz. O tal vez sucedió que alguno de mis 8 tatarabuelos o alguno de mis tíos tatarabuelos, asesinó a varias personas en la época de la Revolución, y lo desconozco O tal vez, yo soy descendiente de alguno de esos asesinados. Y eso, sólo consigue descubrir, investigando. Porque sólo con esos datos, comprenderemos que la suma de: RENCOR + SUSTO VIOLENTO, sí tiene cabida en cualquier familia, por muy decente, acomodada o educada que parezca. Por eso, y por más vueltas que den a sus cabeza, entender la causa del autismo en su familia, sólo será posible para unos cuantos. Para los demás, vivir el autismo de cerca, sólo será una señal de que algo malo se ha vivido en el árbol y es hora de cambiar, de hacer justicia, de comprender, que lo único que realmente en ésta vida, es el amor, la paz, la honestidad, el amor sincero, etc. Porque el impacto emocional ha sido de tal magnitud, que ha traspasado generaciones y generaciones. Y ahora, está dando como resultado, un niño con autismo.

En el árbol genealógico entonces, deberemos buscar historias parecidas a:

 – Violaciones
 – Incestos
– Asesinatos
 – Lágrimas
 – Desamores / Infidelidades
 – Mentiras, Traiciones
 – Violencia
 – Maltrato
 – Abandono

Porque en el inconsciente biológico, ya sea del padre o de la madre de un menor con autismo, se ha guardado la emoción de: “debo tener un hijo diferente”. Ya sus espermas y sus óvulos, vienen cargados de información, que libere al menor de pertenecer o ser igual a “la familia”.

Por lo tanto, nace un niño que:

 – Está pero no está.
 – Convive pero no se involucra.
 – Todo lo percibe bello y pacífico.
 – Cualquier cosa que rompa su paz, lo altera.
 – Escucha pero no habla.
 – Su mundo es sólo suyo y nadie lo puede contaminar.

Ante los ojos de los demás, es un niño “bloqueado”, con problemas de adaptación, pero es radicalmente todo lo contrario. Es un niño tan puro, que logra sacar la más profunda paz de los padres, o los hace explotar y alejarse. Es un niño que viene a decirle al mundo: si me quieren bien y si no, también. Dependiendo del grado de amor, comunicación, honestidad y tolerancia de la familia, el niño podrá mejorar casi a nivel de lo que consideramos “normal”. O Bien, el niño puede decidir permanecer en su mundo porque la familia no vale la pena. Nadie decide por él. Simplemente el niño lo decidirá en base a cómo sea la vibra en el hogar, a la sinceridad o amor sincero con que se traten los miembros y al estado de conciencia energética de las personas que lo rodean.

Fuente: Akasha Sanación Integral

AUTISMO

El autismo es el rechazo último de enfrentarse a la realidad física del mundo exterior, lo cual trae una forma de repliegue sobre mi mundo exterior en el cual reinan lo imaginario y los fantasmas.
Huyo una situación o mi entorno porque me duele demasiado, o porque veo mi sensibilidad maltratada. Mi pena, mi tristeza o mi desesperación son tan grandes que me “corto” de lo físico mientras sigo teniendo este mismo cuerpo físico.

El mundo exterior me aparece como hostil y amenazador. El hecho que yo, como persona autista, me haya “encerrado” voluntariamente en mi “burbuja” hermética implica que reciba miles de informaciones al día que están “almacenadas” y “guardadas” en mi mundo interior en vez de intercambiar éstas con otras personas. Me hallo en un agujero negro, una carretera que me parece sin salida.
Tengo la sensación de que los criterios que debo alcanzar son tan altos que es más fácil retractarme dentro de un mutismo en vez de tener que superarme constantemente y tener que “rendir cuentas” a otros (padres, profesores, autoridad, jefe, etc.…)
Es posible tratar este tipo de caso, pero las curaciones serán mucho más interiores que exteriores, suponiendo que existan.
De cualquier forma, mi entorno debe ser capaz de comunicar a partir del interior (o del mundo interior) conmigo para llevarme a conectarme de nuevo o más con el mundo físico.
Así, proyectándome en mi mundo interior, se puede tomar contacto mejor conmigo y reconocer mejor mis necesidades y mis miedos para que pueda luego manifestar la confianza y la apertura necesarias para volver a conectar con el mundo físico.

Fuente: El Gran Diccionario de las dolencias y enfermedades de Jacques Martel
Fuente imagen : elsonidodelahierbaelcrecer

Autor entrada: Alexandra

Psicoterapeuta - BioNeuroCoach

Deja un comentario