Vive las fiestas de Navidad y Fin de año con conciencia y coherencia

10 Autoafirmaciones para vivir las fiestas navideñas desde el Ser, no desde el ego.

-Reuniones de compromiso para festejar las fiestas: 

Me doy permiso para acudir o no acudir a ellas. En beneficio de la coherencia interna, decidiré en cada momento las opciones más saludables y las más alineadas con lo que hoy soy y siento.

-Regalos y compras navideñas:

Las compras de regalos las guiará el corazón no una creencia o exigencia de compromiso. Recordaré el mantra “menos es más” y me alejaré de la desmesura para la que la sociedad consumista pretende programarnos en estas fechas.

-Exceso de comidas:

Disfrutaré de cada alimento, estando presente durante las comidas, dándome cuenta de lo que da bienestar a mi cuerpo por sus cualidades y por cantidades ingeridas.

-Exceso de bebidas alcohólicas:

Decidiré de manera consciente si tomar o no tomar alcohol y en qué cantidad, atendiendo a lo que a mi cuerpo y a mi mente le beneficia. Recordaré las nefastas consecuencias que trae la estrategia de intoxicarse como modo de calmarse o anestesiar las emociones.

-Expectativas de diversión y felicidad:

Fluiré con lo que vaya sucediendo en cada momento de estas fiestas, estando presente, sin juicio ni expectativas. Lo que es es.

-Abandono mis rutinas saludables:

Mantendré un equilibrio sano, decidiendo desde el Ser, entre continuar practicando mis rutinas saludables (meditación, deporte, lectura, cuidados personales, actividades creativas, etc) y modificar algunas por adaptarme a lo que las circunstancias me pidan.

-Exigir a los demás vivir la Navidad a mi modo:

Si no coincidimos, respetaré las costumbres de las personas de mi entorno en estas fechas, sin juzgarlos ni criticarlos, del mismo modo que pediré que me respeten a mí.

-Vivir en la nostalgia:

Focalizaré mi atención en el presente y en lo que hoy sucede y siento con las personas que amo, dejando de poner un punto de atención constante en los seres queridos que ya no están o en los tiempos pasados.

-Repetir costumbres por compromiso:

Estas fiestas me daré permiso para salirme del guión y abandonar hábitos para los que he estado programad@ por la familia y la sociedad, en especial los que sienta como tóxicos e insanos.

-Redefinir las fiestas navideñas:

Diré adiós a creencias caducas. Viviré estas fiestas atendiendo a mis necesidades y a las de los que hoy amo. Festejaré con consciencia el significado que para mí tienen hoy estas fechas. Voy a resignificar la Navidad y el fin de año desde el Ser y a vivirlo desde la presencia.

Carmen Guerrero

Fuente: Plano sin fin

Aumento de la Hipertensión en Navidad

¿Qué podría ocurrir para que en estas fechas se dispare esta enfermedad?

Miremos que es la Hipertensión arterial para la Descodificación Biológica Original. En primer lugar deciros que es un síntoma que implica el aumento de presión de la sangre a su paso por el riñón, específicamente en la zona del parénquima renal. Este responde a los llamados conflictos de líquido o de liquidez.

Conflicto de líquidos

Cualquier situación de estrés en la que un liquido está presente. Ese líquido puede ser agua en distintas formas, lluvias, fugas, inundaciones, filtraciones, desbordamientos o alcohol, etc. Problemas que ocurren cuando un líquido está en el medio como el mar, un lago, un incendio que se apaga, un pantano, una piscina, etc

Conflictos de liquidez

Es la manera simbólica o figurada de representar al dinero. Puede ser un crédito, una fianza, una garantía, un aval bancario, la pérdida de fluidez, la falta de riqueza, los bienes, ahorros, fondos, la liquidación de una sociedad o cualquier situación en la que lo material está en entredicho. Otro tema podría ser las compras que se realizan cuando hay liquidez y las que se compran con créditos para satisfacer la necesidad del momento

Volviendo a la pregunta ¿Qué podría ocurrir para que en estas fechas se dispare esta enfermedad? podemos hacer una hipótesis desde la Descodificación Biológica Original y ver que ambos temas conflictuales suelen estar presentes por estas épocas.


Juan está en una cena de Navidad de su compañía. El Director de Producción “bebe” de más y está en un estado considerado impresentable ante el nuevo Director de Recursos Humanos. Raya la mala educación y a la semana siguiente es despedido. Juan dependía de este director y teme por su puesto. Todo el malestar gira alrededor de algo líquido: el alcohol.


Laura este año no tiene ganas de llegar a las que siente como obligadas celebraciones porque, aunque han pasado cinco años desde la muerte de su mejor amiga, no ha conseguido reinvertir en la vida. La amiga de Laura murió disfrutando como ella dice, solo que murió en la mar desnucada después de que una ola la lanzará de su barco y chocara con una roca. El mar que tanto amó y que le arrebató a un ser querido.


Francisca ve como sus nietos le recriminan cada vez más la diferencia de regalos entre los que provienen de sus abuelos maternos (más pudientes) y ella que cuenta solo con su jubilación. No puede hacer más ni dar algo que no tiene y aunque lo habla con su hijo y con sus nietos su cabeza no para y se angustia por un tema sin solución a corto plazo.


Andrés y Paula tienen ingresos para vivir bien con gastos reducidos. Cuando llega octubre-noviembre ya empiezan a hablar en el grupo de WhatsApp familiar del tema regalos. Ellos que tienen tres hijos hacen maravillas con el dinero para complacer a todos, pero agregar gastos les pone nerviosos. Se les ocurrió pedir un crédito de 600€ para afrontar el mes de diciembre y saben lo tenso que se pondrán los próximos meses cuando tengan que devolverlo.


¿Qué tienen en común todos estos casos?

Locura por cumplir, tener que llegar a todo, creer que valemos o que nos devuelven amor por lo que damos materialmente hablando, etc. Que alrededor del problema gira el dinero, la liquidez o un tema concreto de líquido como el mar o el alcohol. Hay que recordar que un problema es un problema porque así lo vemos. Es evidente que la muerte física no tiene solución. En todos los casos se trata de un punto de vista. ¿Desde donde nos posicionamos? ¿Qué es lo que nos preocupa? ¿Cómo lo resolvemos? ¿Qué trascendencia tiene hoy lo que vivimos hace 5 años?

Por ejemplo, cuando se acercan estas fechas nos podemos hacer una serie de preguntas como:

  • ¿Qué importancia tendrá el pavo relleno o los canelones en junio del año próximo?
  • ¿Qué valor le damos al encuentro social o al encuentro material?
  • ¿Podemos separar las acciones de las personas?
  • ¿Para qué seguir con tradiciones como los regalos si nos suponen un problema?
  • ¿Es posible decir sí o no (a lo que sea) según nuestras necesidades?
  • ¿Es necesario sufrir por el dinero? ¿Hay otras acciones que puedan suplir lo material?

Algunas ideas que no colocan al dinero en el medio pueden ser regalarse tiempo de calidad, un paseo, mirar una puesta de sol, mirarnos a los ojos 10’ seguidos (a ver quien lo consigue), escucharse, hablarse con el corazón, dejar los juicios sobre el otro/otros de lado por un día, escribir lo que sientes (no lo que piensas) sobre algún tema y compartir la reflexión con un ser querido, hacer dieta de criticas al menos 12 horas seguidas,…

Por ejemplo, cuando se acercan estas fechas nos podemos hacer una serie de preguntas como:

  • ¿Qué importancia tendrá el pavo relleno o los canelones en junio del año próximo?
  • ¿Qué valor le damos al encuentro social o al encuentro material?
  • ¿Podemos separar las acciones de las personas?
  • ¿Para qué seguir con tradiciones como los regalos si nos suponen un problema?
  • ¿Es posible decir sí o no (a lo que sea) según nuestras necesidades?
  • ¿Es necesario sufrir por el dinero? ¿Hay otras acciones que puedan suplir lo material?

Algunas ideas que no colocan al dinero en el medio pueden ser regalarse tiempo de calidad, un paseo, mirar una puesta de sol, mirarnos a los ojos 10’ seguidos (a ver quien lo consigue), escucharse, hablarse con el corazón, dejar los juicios sobre el otro/otros de lado por un día, escribir lo que sientes (no lo que piensas) sobre algún tema y compartir la reflexión con un ser querido, hacer dieta de criticas al menos 12 horas seguidas,…

Cuantos minutos de calidad, de disfrute, de placer, de bienestar y cuanta buena energía se podría juntar en esta época para usar de ella durante el año. Hagamos algo por cambiar la presión sobre el tema.
Angeles Wolder 

Fuente: www.descodificacionbiologica.es

Autor entrada: admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *